La clave para prevenir incendios

blog-detector-800x480

Tras un verano catastrófico lleno de incendios forestales, llega el otoño y su consecuente desaparición. Pero no por ello debemos bajar la guardia. Cuando llega el frío, lo que hace el fuego es cambiar de ubicación y colocarse en los lugares más cálidos y acogedores, en otras palabras, en nuestros hogares.

Algo tan sencillo como instalar un detector de humo, puede salvarte en más de una ocasión. Una vez que el humo es detectado, el pitido emitido es de tal magnitud que es imposible no percatarse del fuego. Y es que, normalmente, los incendios domésticos surgen por algún despiste bien sea en la cocina con una sartén o por una regleta con muchos aparatos conectados.

Su precio es muy asequible y nos permite reaccionar de inmediato ante un incendio para evitar daños mayores. A su vez, esto reduce el tiempo de aviso a los servicios de emergencia para que, en caso de que se trate de un incendio de grandes magnitudes, puedan actuar con rapidez y eficiencia.

Un consejo que le damos desde Tecalsa es que no coloque el sensor de humo en la cocina para no hacerlo saltar con humos no peligrosos.

Los comentarios están cerrados.